ANA GALLARDO

En su primer exposición individual en Machete Ana Gallardo (Argentina 1958) propone una reflexión sobre la violencia en el envejecer, revisando el territorio de los ancianos, en los sistemas sociales actuales.


En su trabajo intenta preguntar cuál es el rol colectivo que ocupan . Si existe posibilidad alguna de otras conductas, en el mundo actual, y si es necesario un cambio con respecto a este sector de la sociedad.


Gallardo intenta cuestionar su propio sistema endogámico y cerrado, cual es el rol del arte contemporáneo.

Que hacer para poder desarrollar estrategias, que generen una plataforma sencilla y propia, de ideas y situaciones acordes al mundo en crisis, actual.

Utiliza los medios que conoce del campo artístico para repensar estas instancias, tanto de la vida como del arte. Proyecta, en principio la idea de una escuela, en dónde se aprende a envejecer.


Lleva adelante la búsqueda y encuentro de personas mayores, que tienen una labor que han aprendido ahora de mayores. Por lo general son actividades que han sido frustradas en su momento de juventud, generalmente por cuestiones de falta de permisos, contextos históricos, sobre todo situaciones que pertenecen al territorio de las mujeres. En la actualidad, éstas son actividades necesarias para poder pasar ese tiempo muerto de la vida de “viejo.”


Gallardo invita al público a reflexionar y plantear preguntas sobre la vida de las personas una vez finalizada lo que la sociedad industrial ha definido como su etapa productiva. De este modo, la artista entabla una relación dialógica con personas jubiladas donde aprende de ellos ciertas destrezas.