Mar de Fondo

Iván Krassoievitch

Mar de fondo (diario); 2015; Macocel, madera, pintura para pizarrón, liquid paper, pintura acrílica; 23 x 32 x 2 cm c/u, 27 piezas

Mar de fondo (Ocean Wave); 2015; cámara de llanta, pintura de aceite; 60 cm diámetro externo x 17 cm altura

Mar de fondo (tapa); 2015; tapas encontradas en la playa, madera de desecho, pintura; Medidas variables

El fenómeno conocido como Mar de Fondo se caracteriza por un oleaje elevado que se origina, a kilómetros de distancia de la costa, debido al choque del viento sobre la superficie del océano. El Pacífico mexicano fue, hace unos meses, impactado por este fenóme- no. Las playas de Oaxaca habían sido golpeadas por las grandes olas poco tiempo antes de que Iván Krassoievitch llegara al lugar para producir las piezas en esta exposición. Mar de Fondo, el título de la muestra, se relaciona directamente con la experiencia de di- cho fenómeno meteorológico y, al mismo tiempo, parece condensar una perspectiva poco paradisiaca de la vida en la costa. En vez de conchas o corales, lo que dejó el oleaje en las playas de Oaxaca fue una inmensa cantidad de tapas de plástico de distintos colores; mis- mas que el artista recolectó y utilizó en la pieza Mar de fondo (tapa). Krassoievitch tam- bién ensambló varios pares de sandalias sustituyendo las suelas por ladrillos. Estas piezas fueron realizadas en una ladrillera ubicada en la costa. Mar de fondo (bienvenido), sin duda, alude a la ardua experiencia laboral que se lleva a cabo en este sitio de producción bajo un clima tropical. Una perspectiva similar se encuentra presente en Mar de fondo (sal): dos paliacates nuevos que se fueron destiñendo por el uso – principalmente empleados para secar el sudor y proteger del sol – durante su estancia. Varias piezas en Mar de Fondo pueden ser discutidas en relación a ejemplos históricos de prácticas artísticas. En Mar de fondo (diario), por ejemplo, Krassoievitch pintó de negro 27 láminas de macocel, correspondientes a cada uno de los días que pasó en la playa. Sobre estas, escribió el resumen de sus experiencias durante cada jornada; sólo para ocultar la información, inmediatamente, con una mancha de color blanco. Esta pieza puede recordar el trabajo de On Kawara tanto en su solución formal como en la manera en la que el registro puede operar, suscitando múltiples asociaciones. Mar de fondo (ocean wave), por otro lado, trae a la mente una de las imágenes más conocidas de Bas Jan Ader: aquella en la que se encuentra sobre un velero, iniciando un viaje a lo largo del Atlántico durante el cual desaparecería. Como las tapas de botellas de colores, esta pieza podría ser vista como otro vestigio, arrojado por las olas sobre la playa.

Daniel Garza-Usabiaga