Pasatiempo

Iván Krassoievitch y Diego Pérez




El juego es una herramienta de aprendizaje que se ha utilizado históricamente para fomentar el desarrollo creativo, crítico y comunicativo, así como para favorecer la sociabilidad y el trabajo en equipo. Muchas veces esto se logra  imitando aspectos de la vida real o, al contrario, creando condiciones inéditas que surgen de la imaginación y de la capacidad de vislumbrar nuevas posibles realidades.
Esencialmente, los momentos de juego tienen que ver con el ocio y con el uso del tiempo libre en actividades que le den placer al ser humano. Hay un punto donde el arte y el juego se hermanan en su misión culturalizante y estética; en la transformación del tiempo propio y ajeno para hacer más comprensible y soportable la existencia, o simplemente para reconocerla.
No es casualidad, entonces,  que a la hora de proponerles hacer una exposición  en conjunto a Iván Krassoievitch y Diego Pérez, el resultado haya sido un trabajo con las características de Pasatiempo: dos compañeros de equipo se juntan a pensar el mundo, y a través de un ocio dirigido, sus visiones dialogan a través del juego. Las obras  que componen esta exposición son el punto de encuentro perfecto para los universos de estos dos artistas donde la belleza es divertida y azarosa, y para contemplarla, siempre es mejor tener a un otro con quien jugar.

Domitila Bedel

* Todas las obras fueron realizadas especialmente para esta exposición y el objetivo es que los visitantes jueguen con ellas.