Nadie sabe cual es el origen del tarot, se pueden encontrar herencias e influencias de distintas culturas y credos pero nadie puede realmente marcar su origen especifico en la historia. Existen tantos mazos de tarot como influencias y creencias adoptadas en él

El mas popular es el Tarot de Marsella que tiene 78 cartas divididas entre 22 arcanos mayores y 56 arcanos menores.

Al tirar las cartas no hay una forma única de ordenar los naipes ya que se pueden producir incontables combinaciones: Lo asertivo en una lectura es unir los conceptos fragmentados tratando de lograr una unidad.

La lectura del tarot esta basada en el lenguaje óptico de las cartas y de la interpretación que cada “ocultista” hace de estos símbolos ópticos que se le presentan. Es por esto que la subjetividad y la visión del mundo del que interpreta las tiradas esta implícita y contenida en sus lecturas. Las fantasías del que lee, su bagaje cultural y emocional y su historia se vuelven la realidad de la lectura que plantea. Y esto es idéntico con quien dibujo y simboliza cada carta anclando con detalles visuales significados posibles.

En su libro “ La vía del Tarot” Jodorowsky dice “ La visión que nos transmiten nuestros ojos cambia según el nivel de conciencia que desarrollamos. El secreto divino no se oculta, esta delante de nosotros el que lo veamos o no depende de la atención que dediquemos a observar los detalles y establecer conexiones entre ellas”

El cuerpo de obra de Julián Prebisch (Argentina 1977) recapitula diferentes movimientos artísticos: la pintura, la arquitectura, el diseño textil. Todo conforma una matriz de referencia que a la hora de crear y hacer, es re-apropiada y llevada a una obra que interroga sobre el origen de las formas y su función. Para su primer exposición en Machete Galería en la ciudad de México, Prebisch presenta una colabo- ración en conjunto con el proyecto dirigido por Micaela Suide (Argentina, 1984) Agave especializado en diseño textil.

Para esta exposición crean XXII posibles arcanos mayores con el fin de establecer lecturas que apelan únicamente a “La abundancia”.
Cada una de estas obras no representa un arcano especifico ni intenta marcar ópticamente un signifi- cado concreto. En estos naipes no existe la representación literal si no el deseo de lograr a través de formas y materiales apelar a la riqueza, la fertilidad, el florecimiento etc.

A través de los elementos y materiales elegidos la idea es apelar a la reacción inconsciente del lector/ espectador y que él mismo organice su lectura enfocándose en encontrar la abundancia: la que esta a la vista en las obras, como también la suya propia. La abundancia que nos habita casi inherentemente y nos permite a su vez reconocer la abundancia del mundo .

Cuando lo introdujo al tarot, luego de pedirle que le dicte lo que veía en cada una de las cartas del mazo Eleonora Carrington le dijo a Alejandro Jodorowsky: “ lo que acabas de dictarme es “el secreto. Cada arcano siendo un espejo y no una verdad en sí mismo, se convierte en lo que ves en él. El tarot es un camaleón.”

Estas piezas también.

Domitila Bedel